domingo, 11 de febrero de 2018

DIANA VILLAMARIN LA OTRA CARA DEL FUTBOL DE SALÓN


Una de las bases en las cuales se sostiene el fútbol de salón de nuestra hermana república de Colombia, es el trabajo de mucha acción realizado por Diana Villamarin Rodriguez, quien con su talento y disciplina ayuda mucho en el fortalecimiento del Microfutbol en la tierra donde se juega el Futsal más competitivo de todos los países afiliados a la Asociación Mundial de Fútbol de salón que hacen deporte espectáculo. Algunas personas sostienen que Diana es la secretaria, otros indican que es la colaboradora principal, los que han estado inmersos en los distintos campeonatos internacionales, que se han celebrado en Colombia indican que ella es la asistente principal del Presidente de la Federación Colombina de Fútbol de Salón.

En el caso de algunos dirigentes del fútbol de salón de América, indican que el trabajo que realiza Diana por el fútbol de salón es sin igual, es de primer orden; eso la hace, que ella obtenga los mejores comentarios con relación al trabajo que desempeña para la gran familia del fútbol de salón, pero de manera especial para la gente de su territorio, con quien ha conquistado no solo títulos internacionales con el deporte de mayor práctica, sino también en el ámbito de la atención y aceptación, motivos por los cuales se ha ganado los mejores elogios. No todo es balón y rectángulo de juego en cada competencia, algunas acciones nos permitimos verlas cuando existe amplitud en el corazón de quien es capaz de reconocer el punto de vista de la gerencia deportiva en cualquiera de sus grados.

Quienes han tenido la oportunidad de contactar con Diana Villamarin, han palpado la capacidad que demuestra ella, para hacer en la gerencia, lo que también hacen sus atletas salonistas en las canchas; demuestra eficiencia con toda la extensión de la palabra para dejar bien parada y mejor representada a toda la estructura que en cada oportunidad representa. Sigamos el ejemplo de Diana, quien con sus carisma indica cual es el camino a seguir, cual es la meta, y cual el objetivo. Por lo demostrado hasta ahora no es más que servir en representación de un equipo de trabajo, servicio que repercute en su propia personalidad. Amigos lectores, tomemos el ejemplo de Diana en cada espacio, y convirtámonos en triunfadores. Hasta la próxima y para contactos @joseceden

lunes, 22 de enero de 2018

¡HOLA DALILA!


La frase que intitula la presente columna, es la más común cuando se hace comunicación de forma directa o por otro medio con la secretaria de la Federación Venezolana de Fútbol de Salón. Se trata de Dalila Márquez, que es servidora de todas aquellas personas, que de una u otra forma hacen la posibilidad de estar en el fútbol de salón. Es una mujer que establece propósitos, los cuales han sido cumplidos gracias a la disciplina que ella misma se impone como forma de salir airosa en sus tareas. Una mujer que cree en los cambios positivos del ser humano, cuando los mismos se dan la oportunidad de hacerse su propio reconocimiento.

Dalila es de esas personas que se plantean serios objetivos o metas, los cuales le han permitido crecer desde varios puntos de vista. Cree en los cambios para crecer, haciendo hincapié, que estos no tienen que ser dolorosos o difíciles.  Ella forma parte de la historia del fútbol de salón venezolano, con el mejor referente nacional e internacional; siempre presta y dispuesta en favor de los miembros de la familia salonista, sobremanera la venezolana, como debe ser. Son muchos los aplausos de pie que merece esta dama del fútbol de salón, que bien ha sabido crecer con tiempo para las muchas actividades personales, familiares, y del deporte de mayor practica en Venezuela.

El primer paso para el avance en todo proyecto es el fundamental; para conseguir objetivo ambicioso o muy complicado no hay que centrarse en el mismo, sino en esa tan importante acción que indica nuestra protagonista de hoy Dalila Márquez. Amigos y amigas, quien suscribe este espacio recomienda que, utilizar pasos muy pequeños para mejorar hábitos, procesos u objetivos es la mejor forma de conseguirlos. Emulemos a nuestra amiga Dalila Márquez, quien dijo con su ejemplo que si es posible avanzar positivamente y con propósitos claros.

Desde el piso 11 de la Torre E de Don Pelayo, en pleno centro de la ciudad capital del estado Carabobo, Dalila hace la posibilidad de atender de la mejor manera al gran equipo del fútbol de salón nacional, el cual es representado por todos quienes en alguna ocasión dijeron vamos a jugar futbolito. Amigos lectores gracias, y para contactos @joseceden.