viernes, 18 de enero de 2019

CON MOTIVO Y CON RAZÓN

Amigos lectores del amplio mundo del fútbol de salón, son mis deseos que se sientan motivado a seguir investigando con mucha propiedad sobre los deportes, pero sobremanera del deporte del siglo XXI, como lo es el fútbol de salón, un deporte que apasiona en todo su contexto, y con todas las variables que de ésta práctica se desprenden en buena medida o en el mejor de los saberes. Los investigadores de la práctica deportiva, como lo son la mayoría de los entrenadores, por lo general alcanzan el éxito debido a que hacen un hábito bien disciplinado del intercambio de saberes con sus congéneres de la investigación. Ustedes amigos lectores, que reclaman, solicitan, sugieren la opinión o el análisis sobre alguna realidad de los aconteceres del deporte aquí está quien suscribe al servicio de ustedes.

Son muchos los temas, que aún están por tratarse en el presente espacio a favor de los deportes y su gente. Es el caso que en comunicaciones con uno de los entrenadores más talentosos que tiene el fútbol de salón en Venezuela, se habló de una actividad que es de obligatoria investigación para todo entrenador, dirigente, arbitro, atleta en fin con toda persona que está involucrada en el deporte y en esencia en la actividad física. En esta oportunidad se trató de la biomecánica deportiva, una ciencia a la que se le debe sacar el mejor de los provechos en favor de los atletas, y de los equipos de trabajos. Como deben hacerse los movimientos del cuerpo humano, cuando se trabaja la preparación, cuyos resultados se observaran en el desarrollo de la competencia. No  todo es correr, patear, lanzar, saltar, amigos y amigas el secreto está en como hacerlo, si el atleta está pasivo en la competencia, cual es la postura que debe adoptar para sacar provecho, incluido en esos momentos de reposo.

Lo anterior señalado es parte de lo mucho que se debe y puede hacer para avanzar en la actividad deportiva, solo que se deben tener las herramientas correspondientes, para salir airoso y que nada de lo indicado sea un trauma o atrofie a los equipos o parte de los mismos, sin equipo de trabajo es difícil, recuerden amigos lectores, que no todo grupo es un equipo. En el entendido que cada quien tiene una definición propia en este particular, pero la misma debe ser orientada en una definición filosófica orientada teniendo como base la conceptualización de lo que se quiere, de tal forma que lo definido este bien orientado y con lógica en lo que se quiere desde el punto de vista de lo que necesita el deporte y su gente.

Son muchos los temas, que permitirán investigaciones de interés enorme, pero además, son muchos los foros que se necesitan para exponer las distintas investigaciones, que realizan los expertos del deporte y que permite crecer, y fortalecer los conocimientos. A lo dicho anteriormente, se le suma la motivación que es despertada por el interés que genera la investigación antes señalada. Pronto, desde éste espacio se hará más amplio el tema de la biomecánica, observado desde el punto de vista base, abrigando la esperanza de que esto sea expuesto por nuestros investigadores y a favor de nuestras comunidades deportivas.

Amigos y amigas lectores todos, gracias por el apoyo aportado a quien suscribe este su espacio, donde seguimos con la misma política de enaltecer lo mejor de cada una de las personas. Nos leemos en la próxima oportunidad, para contactos @joseceden.

martes, 16 de octubre de 2018

CÉSAR UN ORÁCULO DEL FÚTBOL DE SALÓN

Amigos y amigas que leen este espacio ¡César Pineda se tituló campeón como entrenador de Caciques de Quindío en Colombia! Por  lo general cada triunfo logrado, cada meta alcanzada o cada objetivo superado, es el inicio de otra actividad a la cual se le debe trabajar demostrando el talento con responsabilidad y mucha disciplina, para tener la posibilidad de avanzar sin traumas o poder superarlos con poco esfuerzo. Algunas personas siguen pensando en la suerte; desde estos espacios se tiene la convicción de que mientras más trabajo en función de lo que se persigue y se quiere más suerte se tendrá. Lo dicho con anterioridad, con relación al trabajo es lo que ha realizado el entrenador venezolano y formado en el fútbol de salón de Venezuela César Pineda. Recientemente, en una entrevista para un medio de comunicación colombiano y con ocasión de la final de la Liga Profesional de Fútbol de Salón de Colombia Cesar dijo: “ganaremos el encuentro y desde los lanzamientos desde el punto penal se hará historia”, son palabras más palabras menos.

Las conquistas en las cuales se ha imbuido César dentro del fútbol de salón son inobjetables; las mismas se han forjado con el calor y acompañamiento de atletas de carácter modesto, donde observa oportunidad de seguir creciendo, escalando y aportando a la gran familia del deporte de mayor practica. Lo logrado por César Pineda, en la liga de mejor referencia dentro del amplio mundo del fútbol de salón, sin duda que llena de orgullo a los salonistas venezolanos. No sólo lo logrado en la presente temporada, que recién ha finalizado es de resaltar amigos lectores; es oportuno recordar, que en la pasada temporada Caciques de Quindío el conjunto que dirige César también jugó la final, en dicha ocasión también fue llevado de la mano del entrenador referente de esta oportunidad.

Carlos Méndez, y Marcos Colina son jugadores venezolanos, que han acompañado a César en múltiples competencias, también en esta oportunidad se titularon campeones ya que forman parte de Caciques; Marcos Colina fue actor de primera línea al marcar un gol en el juego de la final un gol que premió su esfuerzo y su indiscutible jerarquía. Los jugadores nombrados con anterioridad han estado bajo la tutoría de Pineda desde antes de formar parte de la selección Venezuela de fútbol de salón, donde han defendido con mucho empeño el gentilicio nacional. Palmo a palmo, punto a punto se han conquistado los honores; además de buena lectura en cada juego, como es característica del entrenador César Pineda, quien además se ha convertido en un investigador permanente de la práctica del fútbol de salón.

El respeto ofrecido y ganado por entrenador, que hoy ocupa estos espacios lo han conllevado a convertirse en una persona de mucha aceptación dentro de quienes se congregan en el deporte de este siglo. Quien ocupa las frases de la presente columna no es un mago, no es un vidente, César Pineda es un oráculo del fútbol de salón, y eso se observa desde su desempeño no solo por lo que hace dentro del rectángulo de juego, sino que se puede observar antes y más allá de la competencia dentro de la gran esfera que es el fútbol de salón. Desde estos espacios se saludan las conquistas de César, sus pelaos, y sus chamos en Caciques de Quindío, quienes dijeron: a la tercera va la vencida. Creyeron en César y sus muchachos y vencieron. Amigos lectores gracias por la atención y con el favor de Dios hasta la próxima oportunidad, para contactos @joseceden.